miércoles, 26 de agosto de 2009

Fluir de conciencia

a F.

Y te quedás callada, decís que no podés hablar, que no estás bien. Entonces emerge de mí la parte más fuerte, segura, y me vuelvo enfermizamente poético, escritor, creador de bellezas, haciendo metamorfosis de las eternas miserias de tu ser y del mío. Guardo mi suave hostilidad, mi demoníaca inseguridad, porque así querías que fuera, así me lo pediste. Me desespero porque los minutos pasan y vos seguís callada, no me mirás, no podés verme vaya uno a saber por qué, en cambio yo sí te veo, veo y siento como tu mirada se pierde desnuda en el vacío. No sé cuánto más pueda durar mi forzosa amabilidad. Hay momentos en los que sólo quiero hacerte daño, medir tu paciencia, destruir tu fuerza.
Me siento expuesto en cuerpo y alma, expongo mis palabras, las que hablan de la verdad y acarician la mentira. No me pedís que hable, cómo vas a hacerlo si estás tan callada. Pero es el silencio tu astucia, tu instrumento de poder. En mis intentos de aniquilarlo empiezo a hablar, a inmiscuirme en tu deseo porque hablo de vos y por vos, aunque no de mí. Me siento fuerte más allá de mi irrefrenable exposición; sé que empiezo a hacerte falta.
Sin embargo, ahí estás, a mi lado, refugiándote de tus dramatismos absurdos y ridículos en mi cama, ahí estás, dibujando figuras sobre las sábanas con tus piernas. De repente me mirás con elegancia y el vacío de tus ojos se llena con mi imagen. Pero este juego lo conocemos muy bien, conocemos con delicadeza cada una de las escalas de este viaje. Te acercarás con un gesto amable y rodearás con tus brazos mi cuello. Voy a sentir tu aliento jugar cerca de mi boca, tus manos acariciando mi piel, me vas a mirar a los ojos, pero para ese entonces yo ya entendí, sé qué pretendés. Voy a poner en práctica el delicado arte que me asegura encontrarte enteramente para mí. Y ahí, por fin, romperás el silencio, gritando mi nombre, con una mezcla inextricable de dulzura y de placer.

3 comentarios:

Nice dijo...

Hermoso polilla!

Totó(tortuga de la agradable) dijo...

Entre nostálgico,desesperante y excitante:), me encantó Morrón!

Carla dijo...

cuantas sensaciones juntas hay aca..

y cuantas cosas se me vienen a la mente...